• Cada vez se generan más contenidos, ¿pero son eficaces?

    Cada vez se generan más contenidos, ¿pero son eficaces?

    Marketing de contenidos… Uno de los conceptos que está en boca de todos. Cualquier marca que se precie, desarrolla estrategias de este tipo, ofreciendo contenidos llamativos, cuidados, transgresores, etc., ya sean vídeos, fotos, animaciones… Para ellas es una de las mejores maneras de darse a conocer y promocionarse pero, ¿los usuarios están mostrando todo el interés que reclaman las marcas?

    La inversión realizada en marketing de contenidos por parte de las empresas ha crecido notablemente. En 2015 el número de publicaciones aumentó un 34% en relación con 2014, pero la interacción de los usuarios con las marcas, el famoso engagement, descendió casi un 20%.

    Esto puede tener diferentes lecturas, pero una cosa queda clara: los consumidores quieren estar al día, pero tampoco quieren que les atosiguen. El siguiente artículo habla con datos más que contundentes y relevantes sobre la mesa. El estudio que se realizó sobre el engagement entre consumidores y marcas a través de los contenidos se realizó sobre una muestra de casi 23.000 marcas de diversos sectores y 50 millones de contenidos publicados de diferente tipología; sin duda, muestras más que representativas.

    Con este gran volumen de datos es más fácil ver y comparar las diferentes situaciones vividas en un año natural y la resolución es clara: en los meses que más se apostó por la publicación de contenidos por parte de las marcas, a lo que cantidad se refiere, descendió notablemente el engagement.

    Existe otra variante para entender estos datos. El engagement variará dependiendo de la red social utilizada para compartir contenidos. Pese a que todas han descendido sus resultados en 2015, LinkedIn y Twitter son las que mejor resistieron las embestidas, y la que más diferencia ha experimentado es sin duda Instagram, capaz de ser la red que mayor ratio de interacción cosechó (34 por cada 1.000 seguidores) pero también fue de las primeras en caer.

    Quizás sea un buen momento para la reflexión por parte de las marcas y valorar si deben reducir el número de publicaciones, pero intentando mantener una calidad a la altura para que los usuarios vuelvan a mostrar el interés perdido.

    Ver artículo original

    Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook

    Deja tu comentario

    Campos obligatorios.*