• Nuestros datos en las redes ¿a salvo?

    Nuestros datos en las redes ¿a salvo?

    ¿Cuántas veces nos hemos registrado en una red social y a la hora de aceptar los términos de privacidad hemos aceptado sin leer ni una sola palabra de lo que ponía? Luego existe otro aspecto a tener en cuenta. Aunque leamos lo que nos dicen: ¿entendemos qué va a pasar con nuestros datos?

    Durante el mes de diciembre de este 2015 que acabamos de abandonar, salió a la luz una polémica en la que se ha visto envuelto Facebook respecto al uso que hacían de los datos de un gran número de usuarios. Estos datos eran utilizados para rastrear a los internautas sin que ellos lo supieran.

    ¿Hasta dónde son capaces de llegar? ¿Nos podemos sentir realmente protegidos? No es ningún secreto que si uno tiene actividad en las redes, sus datos siempre pueden estar al abasto de cualquiera que quiera echar mano; la privacidad se ha convertido en una quimera dentro del ciberespacio. El problema reside en el uso indebido de información personal y dónde y cómo se utiliza.

    Pero por suerte siempre hay alguien que vela por nuestra seguridad y procura trabajar para que los consumidores no sufran por sus datos. Hemos podido conocer la evolución de los términos de privacidad en los últimos 10 años gracias a un estudio realizado por estudiantes de la Universidad de Harvard y los resultados confirman lo que muchos nos teníamos: las Redes Sociales no son ni transparentes ni sinceras con sus usuarios. Los tecnicismos y vocablos jurídicos inundan los largos textos referentes a la privacidad y nos perdemos entre líneas y líneas de información, sin dejar claro lo que acaba ocurriendo con los datos de las personas registradas.

    Ver artículo original

    Varias agencias europeas, entre las que se encuentran las de países como Francia, Bélgica, Países Bajos o España, se han puesto el mono de trabajo y están dispuestas a luchar contra el mal uso de la información privada de aquellos que puedan sentirse afectados por las Redes Sociales. A través del Tribunal de Primera Instancia de Bélgica, le han puesto los puntos sobre las íes a Facebook y se ha solicitado que deje de lado el rastreo de datos de internautas.

    Veremos cómo acaba resolviéndose toda esta problemática, pero no parece que tenga una rápida solución. La protección de datos en Internet sigue siendo un contratiempo para muchas organizaciones y particulares que, de todos modos, no cesarán en su empeño con tal de reclamar transparencia y seguridad por parte de los grandes de la red.

    Ver artículo original

    Deja tu comentario

    Campos obligatorios.*